Aaron Williams se reencontrará con Marco García en Fundidores

– El receptor norteamericano, quien ganara el Tazón México II en 2017 con Mayas, regresará a la LFA para jugar con el equipo de Monterrey en la temporada 2020. 

Los Fundidores de Monterrey buscan convertirse en el primer equipo del norte en consagrarse campeón de la LFA en 2020 y para ello siguen reforzando su equipo de cara a la siguiente temporada. 

Este lunes 30 de diciembre la directiva del conjunto regiomontano confirmó la llegada del receptor estadounidense Aaron Williams, un elemento de calidad probada, que además,  ya tiene experiencia en la liga profesional de México, pues en 2017 fue pieza clave para que los Mayas ganaran el bicampeonato. 

Williams llegó ese año a la LFA proveniente de los Red Hawks de Montclair State University, donde jugó sus años colegiales entre 2012 y 2015. En dicho periodo se consagró como uno de los jugadores estelares de la “New Jersey Athletic Conference”, sus participaciones le valieron para ser considerado en el equipo de estrellas además de ser seleccionado de EUA en más de una ocasión. 

Durante su carrera en MSU, Aaron Williams se convirtió en el sexto jugador con más recepciones en la historia de los Red Hawks (128), también alcanzó el décimo lugar en mayor número de yardas por aire (1,850) y fue doceavo en touchdowns (14). 

En 2017 llegó a la LFA como uno de los refuerzos extranjeros del Imperio Azul y poco a poco demostró su valía. Desde la Semana 1 ,de aquella campaña, contra los Eagles (hoy Mexicas) se hizo sentir en el marcador y se convirtió en el primer jugador no mexicano en anotar puntos dentro de la Liga de Fútbol Americano Profesional de México. 

En la campaña regular fue líder con 31 recepciones, contabilizó 613 yardas por aire y 7 pases llevados a las diagonales, todo eso de la mano del QB Marco García, con quien se volverá a encontrar en 2020 con el Reino de Fuego. 

Con esas credenciales, el ahora receptor de Fundidores de Monterrey buscará su segundo campeonato en México y el primero para un equipo de la división norte. 

Williams aportará velocidad, agilidad y explosividad al cuerpo de receptores del equipo de la Sultana del Norte, habilidades que el propio jugador atribuye a su paso por las duelas de Basquetbol. Esos detalles lo convierten en un elemento difícil de marcar para las defensivas rivales. 

“Muchos me dicen que cuando estoy en el campo trabajo mucho con los pies, eso es porque en mi mente estoy jugando basquetbol sin el balón. Puedo sacudir a la gente y no tengo que botar la pelota ya que en eso no era el mejor. Podía tirar y podía entrar a la canasta, pero mi técnica de drible no era la mejor. Entonces aquí sólo salto, atrapo y finto. Es lo mejor de los dos mundos”, explicó el propio receptor en una entrevista para la LFA durante su primera temporada en México.

Por Emmanuel Hernández 

Deja un comentario