El trabajo antes del éxito y siempre buscar la excelencia. Ésa es la filosofía de Ramiro Pruneda

Ciudad de México. Los pequeños detalles son los factores que pueden hacer la diferencia para ganar o perder un partido. Y tratándose de un juego donde los Mayas pueden aumentar su historia este domingo al convertirse en bicampeones de la LFA y escribir su legado en el deporte profesional de México, descuidar estos detalles no […]

Ciudad de México. Los pequeños detalles son los factores que pueden hacer la diferencia para ganar o perder un partido. Y tratándose de un juego donde los Mayas pueden aumentar su historia este domingo al convertirse en bicampeones de la LFA y escribir su legado en el deporte profesional de México, descuidar estos detalles no es una opción.

Esto es algo que todo el conjunto tiene en mente, en especial Ramiro Pruneda (#74). Este gigante de la línea ofensiva del Imperio Azul comparte la idea de su Head Coach, Ernesto Alfaro, y es por ello que el trabajo realizado durante la campaña, y sobre todo en esta semana de prácticas no puede ser menos que perfecto para recibir a los Dinos de Saltillo en el Indian Motorcycle Tazón México II.  

“Hemos estado enfocados en los detalles, en lo que se puede esperar que ellos hagan y hasta en lo que no pudieron hacer. El coach Alfaro nos ha estado pidiendo que seamos muy puntuales en los pequeños detalles y ser perfeccionistas. Se ha estado manejando muy buen ritmo de trabajo como en toda la temporada y tenemos que terminar de la mejor manera posible”, recalcó el liniero de 2.02 de estatura y 135 kilos de peso.

Reconociendo al rival

Siendo un conocedor de todos los aspectos que este deporte ofrece, a Ramiro no le tomó por sorpresa que el equipo jurásico haya llegado a instancias finales de la competencia, ya que reconoce y se ha forjado en el nivel de juego del norte del país, siendo originario de Monterrey y uno de los mejores jugadores que han pasado por las filas del Tecnológico de Monterrey, su colegio de procedencia.    

“Obviamente sabemos de la peligrosidad de cada equipo. Realmente esperamos un juego difícil como han sido todos en la temporada. Dinos viene bastante fuerte, tuvo su semana de reagrupación y están con toda la motivación en alto”, comentó el experimentado jugador y analista deportivo.

Siempre permanecer humilde

Cuando eres una figura consolidada en el deporte de las tacleadas gracias a tu nivel de juego, así como a un extenso palmarés de triunfos y la experiencia internacional que te respalda, algunos jugadores podrían caer en actitudes de soberbia o presunción. Esto último es algo que no encontrarás en Ramiro Pruneda, quien se ha mantenido como un jugador centrado, agradecido por cada oportunidad recibida y dispuesto a compartir lo que ha aprendido sin dejar de reconocer a sus colegas.

“Comparto la ética de trabajo. Realmente el grupo en la línea ofensiva es bastante bueno, hay demasiado talento y realmente no es que yo haya venido a hacer alguna diferencia o a cambiar la ideología del coach Francisco Chaparro (entrenador de línea ofensiva); simplemente vengo a sumar a lo que ya se había hecho el año pasado, a poner el granito de arena y a que este trabajo de la línea ofensiva siga resaltando a diferencia de las demás”, expresó Ramiro, quien llegó como refuerzo de Mayas en esta temporada.

Acostumbrado al éxito

Hay una constante en alguien que trabaja duro, se mantiene humilde y sabe explotar sus cualidades, y esa constante es el éxito. Esta palabra no es ajena para el #74 de los Mayas. Gracias a su fuerte ética de trabajo y buscar ser excelente siempre, Pruneda Zapata es la muestra de que es posible llegar a las máximas instancias dentro del ramo en el que te desempeñes. Y ahora como contendiente al título de la LFA, el liniero tendrá la oportunidad de escribir otro capítulo dentro de su gran carrera. Aquí nos compartió un poco de la filosofía que ha adquirido.    

“El trabajo siempre va a venir antes del éxito y mientras se esté trabajando de manera puntual se van a lograr las cosas. Siempre se busca la excelencia donde quiera que uno esté. Gracias a Dios se me dio la oportunidad de estar aquí con Mayas, que en su historia llega a su segunda final. Para mí es la primera, pero se va a vivir con mucha intensidad. Me ha tocado estar en equipos triunfadores, con filosofías muy claras de trabajo, dedicación, planeación y de cómo se deben de hacer las cosas. Esa es la parte importante que resalta en cualquier equipo”, apuntó el ex jugador de los Philadelphia Eagles y los San Francisco 49ers.

Borrego salvaje e histórico

La historia de éxito de Ramiro se remonta a su época de jugador colegial con los Borregos Salvajes del ITESM, donde perteneció a una de las generaciones más recordadas dentro del futbol universitario, formando parte de la escuadra que, entre 2001 y 2008, consiguió cuatro títulos de Liga Mayor bajo la tutela del coach Frank González.

Durante su tiempo en la universidad (2002-2006), Pruneda fue uno de los linieros más reconocidos y premiados, consiguiendo, entre otras distinciones, el reconocimiento al Mejor Liniero Ofensivo durante tres años consecutivos (2004, 2005 y 2006), también fue nombrado parte del equipo ideal de la línea ofensiva de los Borregos del Tec y ha sido convocado en cinco ocasiones a la Selección Nacional para disputar el Tazón Azteca.

Es por ello que el último partido de la temporada regular de la LFA tuvo un sentimiento muy especial para él, ya que regresó a su casa para triunfar como profesional en el juego de despedida del mítico Estadio Tecnológico, donde Mayas barrió a Fundidores 33-14.    

“Fue un sentir bastante especial, sobre todo el hecho de despedir el estadio en el cual tuve muchos buenos recuerdos y muchos juegos ganados. Algo de lo que estoy muy orgulloso es de haber pertenecido al Tec de Monterrey y de toda la historia que logré al estar con ellos; y esa parte de poderlo despedir con el último juego y más con Mayas es algo especial, lo disfruté bastante y hasta me tocó ser capitán junto con Julio (Nava). Es un sentimiento muy especial y más porque se dio la victoria de manera contundente”, recordó Pruneda.

Consejo para las nuevas generaciones

Finalmente, Ramiro aprovechó la oportunidad para transmitir un mensaje a los pequeños que podrían ser los futuros profesionales de la LFA y quizá de la NFL, y que celebrarán el Día del Niño en la misma fecha en que se jugará el Indian Motorcycle Tazón México II, recalcándoles que lo mejor que pueden encontrar en este deporte es la amistad que se forma en cada juego y cada práctica.

“El fútbol americano, en el caso particular me ha dado muchas satisfacciones, me ha dado a conocer muchas personas; mis mejores amigos han sido por medio del fútbol americano, se forma siempre una gran familia dentro de él”, afirmó Ramiro, quien además dejó una sugerencia para celebrar a los pequeños en su día.

“Vayan al estadio para que el fútbol americano y el deporte en México siga creciendo y qué mejor que con la final de Mayas contra Dinos el 30 de abril. Eso es lo mejor de ese día, que los niños festejen viendo ese gran espectáculo”, concluyó.

Por Arturo Velaztegui

Leave a comment

Name *
Email *
Website
Comments *

Related Post

top