EL MEJOR 99 SORDO DE LA HISTORIA

A pesar de ser sordo de nacimiento  se ha desarrollado como si no fuera así, su filosofía “la palabra imposible no existe en mi diccionario” lo ha llevado a cumplir parte de sus sueños , si bien se puede pensar que al ser sordo las personas no se pueden comunicar con él o esto puede […]

A pesar de ser sordo de nacimiento  se ha desarrollado como si no fuera así, su filosofía “la palabra imposible no existe en mi diccionario” lo ha llevado a cumplir parte de sus sueños , si bien se puede pensar que al ser sordo las personas no se pueden comunicar con él o esto puede ser  un impedimento para su adaptación social, esto no es así, pues gracias a las terapias y al apoyo de su familia, José Miguel logró hablar y entender a las personas mediante la lectura de labios sin olvidar la lengua de señas mexicana (lengua en que se comunican las personas sordas).

Para José Miguel Luna esta final se vive de manera diferente después de estar en los equipos más importantes de nuestro país Borregos, Cóndores, Pumas y Aztecas UDLA (por mencionar algunos), NFL Europa, Imperials Reus Barcelona, Selección Mexicana, y Mundial Senior IFAF la historia de José Miguel en los emparrillados llega a su fin con la posibilidad de retirarse como campeón en la LFA.

José Miguel se siente orgulloso de pertenecer y jugar esta final con Dinos, cabe mencionar que la temporada pasada estaba con Mayas pero debido a compromisos se tuvo que retirar del equipo, este año llega con energía renovada de jugar la final con Dinos “tengo muchos amigos saltillenses y regios, me hace feliz, siento mucha energía y luz”.

Al ser cuestionado como vive su discapacidad en el deporte mencionó: “la vida no es fácil, si se puede, debes trabajar al 100% para mejorar, si no hay 100% no sirve”; aprovechó la ocasión para decir que está orgulloso de David Villarreal jugador de Fundidores de Monterrey quien solo tiene un brazo, y mandarle un mensaje “Gracias a David, mis respetos, sigue jugando, adelante”.

Ciertas dudas surgen para quienes seguimos la historia de José Miguel, la primera es sobre el numero con el que juega: “mi posición al ser tackle defensivo involucraba ciertos números, y 9 en la numerología es el número de Dios, por lo que con el 99 estaría siempre con Dios, doblemente protegido y siempre exitoso…al cambiar de posición siempre respetaron mi número”; la otra es sobre el origen de su apodo : “de chiquito hablaba muy rápido porque estaba aprendiendo y me decían que tarareaba las palabras y de ahí se derivó a tarawata”

Al ser este su último juego menciona que:” es difícil para mí porque no quiero perder las cosas del futbol americano, es mi recuerdo, obviamente es toda mi vida…es difícil terminar mi último año, es doloroso pero la vida es así: es una etapa”, pero también menciona que está feliz pues el próximo año se casa con su prometida Gaby.

Por otra parte, agradece al apoyo de sus papás, hermano y amigos que siempre lo apoyaron “gracias a mi papá por llevarme al futbol americano…gracias a mi mamá, me apoyo mucho llevándome a terapias…gracias a mis amigos, aprendo mucho de ellos” agradece también a la LFA, a Mayas y Dinos por la oportunidad.

José Miguel pide a la afición que asista este domingo 30 de abril al estadio, para que lo vean jugar y se pueda despedir de los emparrillados, el mensaje fue muy claro para la afición de Dinos “! vamos a ser campeones familia con corazón morado ¡”

 

Nota por: Mariana Bonifaz

Leave a comment

Name *
Email *
Website
Comments *

Related Post

top